Beneficios de la terapia psicológica

La salud mental es algo en lo que todos deben trabajar. Al igual que la salud física (enfermedades, malestares, etc.) también se debe de tratar los temas relacionados con angustias, emociones, traumas, etc.

Antes de comenzar a mencionar los beneficios que tiene ir a terapia, se debe de quitar ese mito de que solo ciertas personas van al psicólogo. Eso no es verdad.

La realidad es que, todos debemos de ir al psicólogo. De una mente sana, puede derivar un cuerpo sano. La estabilidad emocional no solo implica que nos sintamos bien internamente, sino que se refleja hasta en el estado de salud físico.

Salud mental

¿En qué consiste una terapia psicológica?

Terapia piscológica

Para no entrar en tecnicismos o conceptos complicados, se puede decir que una terapia es una conversación que se tiene con un profesional. Cuyo objetivo tiene el reconocer y comprender todos los asuntos que se relacionen con tristezas, adicciones, traumas emocionales, ira, abandonos, etc.

Toda la plática tiene como fin encontrar la raíz del problema para posteriormente poder afrontar y modificar el estatus de la mente y así poder superar el obstáculo.

Durante la terapia, lo que pretende el profesional es enfocarse en un asunto en concreto. Después trabajarlo a profundidad (siendo esto a consideración del profesionista) cuando es algo relevante en la vida del paciente.

¿Cuándo ir al psicólogo?

Existen una gran diversidad de causas del por qué se debería asistir al psicólogo, sin embargo, te mencionaremos los motivos más concretos.

  • Cuando uno se comienza a sentir mal (no malestar físico, sino psicológico, como tristeza, sin ganas de hacer algo, cuando dejas de disfrutar algo, etc.) y no es algo pasajero.
  • Después de una ruptura de una relación importante.
  • Al presentar indicios de depresión.
  • Problemas de pareja o con la familia.
  • Después de un trauma.
  • Al pasar por un duelo.
  • Buscar un cambio o trabajar en uno mismo.

Entre muchas otras razones. Algunas incluso pueden no ser internas, es decir, que nuestros amigos o familiares muestren preocupación hacía nuestra persona.

En estas ocasiones se debe ser consciente que lo que buscan es ayudar, por lo que no se debe de tomar a mal en ningún sentido.

Bien, ahora sí es momento de mencionar todas las ventajas y beneficios que trae ir a terapia.

Beneficios:

Sentirte mejor

Probablemente sea el principal beneficio. Pues al hablar con alguien que te genere confianza y, sobre todo, libertad en tu expresión sin que te juzgue acerca de tus pensamientos o sentimientos, e incluso experiencias, genera un alivio.

Muchas veces las personas cargan con asuntos que no pueden contarle a cualquier persona y poder “sacarlas” quita un peso de encima.

Te da herramientas para solucionar problemas

Durante las sesiones que se tengan con el profesional, este te enseñará a como manejar los problemas (que tengas actualmente o posteriores). Con ayuda de estas herramientas puede que desarrolles nuevas formas de percibir los conflictos que te puedan rodeas.

Además, te ayuda a organizar los problemas y saber qué prioridad darle a cada uno.

Asesoramiento profesional

El psicólogo es una persona que cuenta con conocimientos bastos y amplios acerca de la conducta humana. Por lo que cada caso para él, será diferente y la forma de tratarlo será la más conveniente.

Cada caso lo estudiará de forma particular según todo el contexto por el que esté pasando el paciente.

Además, se conoce un poco más sobre la conducta de las personas y más concretamente la del paciente.

Autoconocimiento personal

Este beneficio se relaciona de forma estrecha con el anterior. Pues ayuda a conocer el porqué de muchas cosas respecto a una persona.

Se puede descubrir el porqué de conductas, sentimientos y emociones. También, identifica sí algo es bueno o malo para la persona y asesora para poder cambiarlo o mejorarlo.

En concreto, la visión que se tiene de uno mismo se puede ampliar u profundizar.

De aquí se puede saber qué es lo que te hace feliz o infeliz.

Incrementa tu confianza y autoestima

El sentirte bien, poder manejar y resolver tus problemas te ayuda a tener un mayor control sobre ti mismo. Esto directamente repercute en la confianza que se crea y claro, en la autoestima. Puesto que, al final es la seguridad que desarrollas para afrontar no solo problemas, sino también situaciones complicadas o toma de decisiones.

Y, lo más importante, con las sesiones se aprende a aceptarse y amarse.

En Visión de Cambio, nos preocupa la salud mental, por ello, contamos con el servicio gratuito de atención psicológica.

Sabemos que hay veces donde no se puede acudir al psicólogo por problemas económicos, por eso nosotros disponemos de esa ayuda para ti.

Si necesitas, puedes contactarte con nosotros. Con gusto te ayudaremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *