Combatamos la depresión

El 13 de enero se ha conmemorado el día mundial de la lucha contra la depresión.

Un día que se ha establecido principalmente para hacer conciencia de esta enfermedad que puede llegar a discapacitar a quien la padece.

La OMS define la depresión como:

“Trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.”

La depresión dicho en otros términos es una enfermedad psiquiátrica. Esta enfermedad está clasificada como trastorno de humor en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los trastornos mentales (MDE) por sus siglas en inglés DSM IV.

De acuerdo con información compartida por el Gobierno de México, al menos 1 de cada 20 niños, niñas y adolescentes sufrirá un episodio depresivo antes de cumplir los 19 años.

Puede que no sea una enfermedad física, no obstante, se debe de tomar en serio, puesto que en la mayoría de las ocasiones se subestima y no se trata como debería.

Menos de la mitad de los que son afectados por este trastorno no reciben tratamiento, siendo en su mayoría menores de edad.

Según datos compartidos por INEGI, en México al menos el 5.4% de los fallecimientos han sido por suicidio, siendo esta una de las consecuencias directas de la depresión.

Información compartida por la Organización Mundial de la Salud nos menciona que más de 300 millones de personas viven con depresión y este trastorno, aunque no lo parezca es la principal causa de discapacidad.

La depresión puede afectar a cualquier persona e incapacitarla, debido a que provoca angustia mental y repercute en la capacidad para llevar a cabo tareas de cualquier índole.

¿Qué provoca la depresión?

Las causas pueden ser muchas, se asocia más como una respuesta del organismo hacía algún factor externo. Aún así, es imprecisa, pero se sabe que tiene un fuerte origen biológico.

Se puede heredar por los genes de los padres y esto puede predisponer a que se padezca depresión.

De forma genérica, existen dos elementos que influencian en el desarrollo de la depresión:

  • Causas socioambientales.
  • Factores Biológicos.

Causas Socioambientales:

  • Situaciones de rechazo.
  • Aislamiento.
  • Pérdidas (como una muerte repentina o rupturas)
  • Malos tratos.
  • Abandono.
  • Desesperanza.
  • Falta de control.
  • Desmotivación respecto a una situación o por parte de un tercero.
  • Distorsión de la realidad, la forma de pensar.

En el último punto, se refiere a que cualquier suceso que cause tristeza depende más de la interpretación. Es decir, dependerá de la perspectiva con la que se decida ver alguna situación.

En el caso de los niños, al no desarrollar aun bien esta parte tienen un pensamiento dicotómico (o sea que no ven puntos intermedios, solo bien o mal; blanco o negro). Por lo que si llegasen a sufrir un incidente o tengan que lidiar con alguna situación se les debe de dar más información (importante), para que tengan mejores conclusiones y no los lleve a la triada de la depresión:

  • Visión negativa del mundo, de sí mismos y del futuro.

Factores biológicos:

La depresión es más común en niñas, niños y adolescentes cuyos padres o familiares han padecido depresión.

Estas personas suelen ser más susceptibles a desarrollar depresión.

En otras ocasiones no hay una razón como tal o un detonante que genere en una persona dicho trastorno, solo lo padece.

También, factores que afectan a nuestro sistema como el consumo de sustancias nocivas (alcohol, marihuana, etc.) con bastante regularidad preceden esta enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión?

En una lista que comparte la UAM, los síntomas más frecuentes son:

  • Tristeza, ansiedad, desesperanza.
  • Fatiga y falta de energía.
  • Autoestima baja.
  • Dolores constantes (de cabeza, de estómago, etc.)
  • Trastorno de sueño: insomnio, levantarse durante la noche, dormir muchas horas seguidas.
  • Dificultad para concentrarse, recordar cosas, o mantener la atención.
  • Pérdida de interés en la realización de actividades. Asimismo, También se es susceptible a perder el interés en mantener relaciones sexuales.
  • Pérdida del apetito.
  • Ideas suicidas o intentos de suicidio.

No hay que subestimar a la depresión, aunque no lo parezca, influye directamente en tasas de morbilidad (número de enfermos) y mortalidad (número de defunciones).

En Visión de Cambio, creada por David Razo, nos atañe el ayudar a la población en general.

Si padeces depresión tómalo con seriedad. Visión de Cambio cuenta con enlaces a fundaciones y con expertos que te brindarán todo el apoyo que necesitas o si conoces a alguien que requiera ayuda, no dudes en contactarnos.

vision de cambio
David Razo, presidente de Visión de Cambio A.C.

Tú bienestar es primero y tu salud mental es importante. ¡Cuídate!

vision de cambio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *