El impacto económico de COVID-19, otro enemigo a vencer

Visión de Cambio|David Razo

Por David Razo|Empresario

Para desgracia nuestra, el Covid-19 sigue pegando fuerte en algunas partes del mundo, mientras el virus va saliendo poco a poco de algunos países, entra con más fuerza en otros.

Cierto que Algunos países en el mundo siguen aumentando los contagios por la pandemia muchos países van en la recta final de este brote, pero existen otros que aumentan cada día más los contagios de esta enfermedad que nos ha dejado luto en nuestros hogares. 

No obstante que todas las naciones se enfocan es saber más acerca de la enfermedad y los funcionarios de salud pública todavía están determinando los impactos médicos del virus, así como ciertas características clave, como el período de incubación, creemos que el impacto económico dependerá en parte de cómo reaccione la sociedad ante el virus.

La distancia social (incluyendo el cierre de escuelas, el distanciamiento social en los lugares de trabajo, y el aplazamiento o cancelación de reuniones masivas), no ha sido la respuesta, pues los contagios continúan al alza.

Entre Los países que aplican recomendaciones similares al estilo de los CDC en relación con COVID-19 la gran mayoría de las naciones se observa que pueden experimentar una menor infección, aunque todavía puede haber un impacto económico. El cierre de escuelas y el distanciamiento social podrían reducir la mano de obra disponible en un área que experimente una pandemia, por ejemplo. Podríamos entonces observar leves impactos en marcha a medida que se produzcan brotes en diversas regiones.

Las autoridades locales o la propia población decidan medidas extremadamente estrictas en una zona determinada, podría hacer que no nos contagiemos y por ende no tendríamos costos económicos importantes.

Impacto Económico

El impacto directo en la producción ya se ha visto sustancialmente afectada por el cierre de todo el sistema Socio-político y…

Algunos otros países también están empezando a sentir un impacto directo a medida que sus autoridades ponen en práctica medidas similares. La desaceleración de China, por ejemplo, tiene efectos en los exportadores a ese país. Según el Banco Mundial, las mayores fuentes de importaciones de China son Corea, el Japón y otros países asiáticos.

Interrupción de la cadena de suministro y del mercado. Muchas empresas manufactureras dependen de los insumos intermedios importados de China y otros países afectados por la enfermedad.

Muchas empresas también dependen de las ventas en China para alcanzar sus objetivos financieros. La desaceleración de la actividad económica -y las restricciones de transporte- en los países afectados probablemente repercutirá en la producción y la rentabilidad de determinadas empresas mundiales, en particular en el sector manufacturero y en las materias primas utilizadas en la fabricación. 

En el caso de las empresas que dependen de los bienes intermedios de las regiones afectadas y que no pueden cambiar fácilmente de fuente de abastecimiento, la magnitud del impacto puede depender de la rapidez con que se desvanezca el brote. Las empresas pequeñas y medianas pueden tener mayores dificultades para sobrevivir a la perturbación. Las empresas vinculadas a los viajes y el turismo se enfrentan a pérdidas que probablemente no sean recuperables.

Repercusiones financieras en las empresas y los mercados financieros. Las perturbaciones temporales de los insumos, la producción podría poner en tensión a algunas empresas, en particular las que tienen una liquidez insuficiente. Los comerciantes de los mercados financieros pueden o no prever o comprender correctamente qué empresas pueden ser vulnerables.

El consiguiente aumento del riesgo podría revelar que uno o más agentes clave del mercado financiero han adoptado posiciones de inversión que no son rentables en las condiciones actuales, lo que debilita aún más la confianza en los instrumentos y mercados financieros.

A medida que se estabiliza el número de casos a nivel mundial, la economía de China vuelve a la normalidad, y hay poco impacto fuera de algunas áreas como Irán que no son importantes para la economía mundial. El PIB de China se ve muy afectado en el primer trimestre de 2020, pero se recupera en el segundo y tercer trimestre, aunque parte de la producción perdida nunca se reemplaza.Algunas empresas específicas fuera de China experimentan interrupciones de suministro a corto plazo, pero el impacto en la economía mundial es pequeño y temporal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *