En riesgo la calificación de grado de inversión para México

Visión de Cambio|David Razo

Por David Razo|Empresario

Nuestro país podría perder la calificación de grado de inversión que le permite acceder a financiamiento del exterior bajo condiciones especiales, si México no es conducido de una forma equilibrada y con juicio certero.

En tasas accesibles y que lo ubica en el mapa mundial de las inversiones como un destino confiable, seguro y con proyección de largo plazo. Eso es nada menos que: confianza.

Si México pierde el grado de inversión en algún momento de los próximos 24 meses, como varias casas de análisis y analistas independientes dicen que podría suceder, el país perderá la confianza de los capitales globales y con ello se desatará una reacción en cadena que nos sumiría en una espiral de crisis sistémica con severas consecuencias. este suceso sería una auténtica “tragedia económica” para el país.

La denominada reacción en cadena, puede sobrevenir si México pierde la confianza de los capitales mundiales, esa confianza que cada día se deteriora más y por esa razón hoy día nuestro país está considerado como uno de los que más probabilidad tiene de perder el grado de inversión, para con ello tirar por la borda décadas de esfuerzo para conseguirlo. Debe haber un alto sentido de Certidumbre.

Todos los fondos de inversión que invierten sus recursos en el exterior, exigen que el destino tenga “grado de inversión” o que se pueda considerar como un lugar seguro y confiable. La razón es muy simple: los ahorros de los trabajadores, jubilados y pensionados del país, por lo que no pueden darse el lujo de invertir en naciones que tienen un elevado grado de incertidumbre.

De perder su grado de inversión, los fondos que hoy están presentes en México, automáticamente se irían, aunque, viéndolo de una manera amable, regresarían, pero en mucho menor monto y con una estratosférica demanda de tasa. La salida de estos fondos sería un golpe diríase mortal para la economía.

El peso sufriría una gran depreciación, pero la moneda mexicana dejaría de estar considerada como divisa de una economía confiable y su tendencia sería preponderantemente de debilidad.

El peso dejaría de ser una de las monedas más líquidas de los mercados, porque a muy pocos les interesaría invertir en una economía con una moneda de bajo nivel de confianza. 

Así como el peso tiene en el horizonte de largo plazo grandes periodos de estabilidad y apreciación que incluso los gobiernos en turno utilizan para presumir cierta estabilidad y/o crecimiento económico, el peso entraría en una trayectoria bajista de largo plazo.

No sólo la economía perdería el grado de inversión, la moneda perdería su atractivo en los mercados cambiarios globales.

El dólar se volvería un artículo de lujo, muchos productos subirían sus precios al estar cotizados todos o parte de sus componentes en esa divisa. El trimestre abril-junio será el más complicado de 2020, pero AMLO mostró optimismo en el proceso de recuperación.

Al estimar que el país no superará el millón de empleos perdidos por la crisis económica derivada de la pandemia del coronavirus Covid-19, pero reconoció que es posible que se “toque fondo” en lo que corresponde a los resultados del trimestre de abril, mayo y junio. 

El dia 2 de junio desde Mérida, Yucatán, el mandatario federal consideró que contrario a las proyecciones de sus adversarios y de organismos internacionales, las afectaciones económicas en México por el Covid-19 no serán de gran escala, ni irreversibles, pues la entrega de apoyos sociales ha mantenido a flote a los más pobres y a partir del mes de julio iniciará el proceso de recuperación.

Pero no hay que olvidar que necesitamos fortalecernos dando confianza y certidumbre a los inversionistas con confianza.

Ni la caída del PIB ni la lucha del peso contra el dólar han alcanzado niveles de desastre y destacó que, según sus proyecciones, en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se mantendrán más de 19 millones de empleos formales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *